¿Se puede considerar el tratamiento de quimioterapia como ingreso hospitalario para conceder permiso retribuido?

12/11/2019

Un trabajador solicita permiso retribuido para acompañar a su madre durante el tratamiento por quimioterapia. ¿Es posible que se considere como ingreso hospitalario y se le deba conceder el permiso?

Respuesta de abogado

Para que el tratamiento de quimioterapia se equipare a la hospitalización requerirá pernocta, en tanto que no se trata de una intervención quirúrgica.

El artículo 37.3 del Estatuto de los Trabajadores establece una serie de permisos retribuidos en favor de los trabajadores en determinadas situaciones, entre los que se encuentra el ingreso hospitalario. Concretamente, el artículo 37.3 b) establece lo siguiente:
b) Dos días por el fallecimiento, accidente o enfermedad graves, hospitalización o intervención quirúrgica sin hospitalización que precise reposo domiciliario, de parientes hasta el segundo grado de consanguinidad o afinidad. Cuando con tal motivo la persona trabajadora necesite hacer un desplazamiento al efecto, el plazo será de cuatro días.
Ahora bien, el precepto legal no concreta qué situaciones dan derecho al permiso, con lo que se hace necesario acudir a la jurisprudencia para encontrar la respuesta a si el acompañamiento a un pariente a unas sesiones de quimioterapia se considera ingreso hospitalario a efectos del artículo 37.3 b) del Estatuto de los Trabajadores.

En este sentido, la jurisprudencia ha entendido que para que se considere la existencia de hospitalización a efectos de concesión de este permiso es necesario que exista internamiento o pernoctación. Así, la sentencia de la Audiencia Nacional, de 26 de julio de 2018:
El término hospitalización excede de lo que podría considerarse una visita programada y puntual, a un centro hospitalario, implicando un cierto sometimiento por parte del paciente al régimen de vida del mismo, lo que avalaría las tesis del Abogado del estado. (…) Pues bien, de dicha norma se infiere que la hospitalización implica el internamiento (punto 3 del Anexo III), así como que dicho internamiento precisa la pernoctación, lo que se deduce del punto 2, conclusión esta coincidente con la extraída del anterior criterio hermenéutico aplicado. (...) cuando el legislador habla de hospitalización se refiere a pernoctación en un hospital, siendo la intervención quirúrgica la única atención prestada en centro hospitalario que genera el permiso sin necesidad de pernoctación.
Por tanto, de la jurisprudencia reciente de la Audiencia Nacional se desprende que el permiso por hospitalización requiere el internamiento, es decir, la pernoctación, del pariente.

Ahora bien, dicha interpretación es la que la Audiencia Nacional realiza del precepto del Estatuto de los Trabajadores, con lo que, dependiendo de la redacción del convenio colectivo aplicable al trabajador en cuestión, se podrá interpretar o no que la hospitalización requiera efectivamente el internamiento o no.

En este sentido, conviene destacar la Sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla La Mancha 246/2011, de 1 de marzo, en la que se realiza una interpretación del convenio de tal forma que se afirma la posibilidad de la concesión del permiso retribuido por hospitalización sin internamiento, aunque sea durante el tiempo que dure la hospitalización. La sentencia en cuestión, concretamente, señala lo siguiente:
Si se produce una hospitalización, el trabajador/a tendrá derecho a dos opciones: 1.- Solicitar los días de permiso desde el día del hecho causante. 2.- Podrá solicitar el permiso en los 7 días siguientes desde el hecho causante. La duración de la licencia, será desde el día de la solicitud y hasta el máximo de días que le pudieran corresponder mientras dure la hospitalización. Si la hospitalización finalizara antes o durante el disfrute de la licencia se perderá el derecho a la licencia o los días que falten (el trabajador/a presentará justificante del día del ingreso y del alta hospitalaria) (…) El convenio de aplicación habla de " hospitalización ", sin limitar de forma expresa que tipo de hospitalización se requiere para devengar el derecho al permiso, ni cual sea su duración, si bien limita la duración de dicho permiso a la duración de la hospitalización , de tal forma que si la hospitalización en UCA o intervención en quirófano, se produce con ingreso y alta en el mismo día, el permiso será por un día, coincidente con la duración de la hospitalización , en los términos pactados en el convenio. Por tanto se ha de entender legítima la reivindicación del Comité de Empresa, siendo correcta la interpretación que se sostiene respecto al permiso por hospitalización, que debe reconocer los supuestos de ingreso en la UCA, o intervenciones en quirófano sin ingreso hospitalario.
Por tanto, es posible interpretar que la hospitalización no requiera internamiento, pero para ello hará falta una redacción del convenio colectivo que permita dicha interpretación. Sin embargo, conviene señalar que la sentencia hace referencia a la hospitalización sin pernocta pero para intervención quirúrgica, lo que no es equiparable a la quimioterapia.

De esta forma, atendiendo a los datos del caso, entendemos que la hospitalización del pariente requerirá internamiento, es decir, pernocta, en tanto que la jurisprudencia ha entendido que para la concesión del permiso retribuido por hospitalización es necesaria la pernocta, salvo en los casos de intervención quirúrgica.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Socio de Grupo LEXA. Colegiado en el Muy Ilustre Colegio de Abogados de Pamplona
Blanca Bazal
Blanca Bazal
Abogada laboralista
Juncal Fernández
Juncal Fernández
Abogada laboralista
Noelia Vergara
Noelia Vergara
Abogada Laboralista

LexaGo Resuelve Consultas Laborales

Da respuesta a tus clientes de forma mucho más rápida y con jurisprudencia en cada caso.