¿Cuál es la diferencia entre un peón especialista y un limpiador en una empresa de limpieza?

22/09/2014

Respuesta de abogado

Partiendo de la redacción del anterior Convenio, la cual es tenida en cuenta asimismo por los Tribunales, la principal distinción entre una y otra categoría (peón especialista, y limpiador), radica en que la primera de ellas, atiende trabajos que implican una mayor peligrosidad o riesgo.

Efectivamente, el artículo 33 del Convenio Colectivo Sectorial de Limpieza de Edificios y Locales, establece:

Los trabajadores/as adscritos a este grupo profesional ejecutan tareas según instrucciones concretas, con un alto grado de dependencia y supervisión, requieren esfuerzo físico o atención, sólo ocasionalmente requieren una formación específica, y en general únicamente exigen conocimientos profesionales de carácter elemental y de un breve período de adaptación. Poseen titulación adecuada o conocimientos adquiridos en el desempeño de su profesión. Las divisiones funcionales de este grupo profesional son, a título meramente enunciativo: Especialista, Peón Especializado Conductor/a-Limpiador/a, Limpiador/a.
De esta forma, al no contar con la definición y distinción de tales categorías, en el propio texto del Convenio, resulta necesario acudir a la jurisprudencia, para conocer qué cómo han venido definiendo tales categorías.

En este sentido, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, de 26 de junio de 2006, recoge:
No cabe su estimación porque conforme al art 17, Grupo 5 del convenio mencionado, el cristalero especializado es una categoría parigualada a la de peón especializado y difiere de la de limpiador/a en que realizando también funciones de limpieza sus actividades son concretas y determinadas aunque sin haber alcanzado la plenitud de conocimientos y facultades del especialista, aunque poseyendo una cierta práctica y especialización, así como atención en trabajos que impliquen peligrosidad o riesgo, mientras que el limpiador/a es quien ejecuta las tareas de limpieza (fregado, desempolvado, barrido, pulido) manualmente con útiles tradicionales o elementos electromecánicos o de fácil manejo considerados como de uso doméstico de suelos, techos, paredes, etc, así como cristaleras, puertas, ventanas desde el interior de las mismas o en escaparates, sin que requieran para la realización de esas actividades más que la atención debida, o lo que es igual, que entre una y otra categoría no hay una diferencia de cometidos sino una mayor peligrosidad en el trabajo de los primeros que, evidentemente, limpian cristales desde fuera (con lo que ello supone de riesgo) mientras que los segundos lo hacen desde dentro, pero no hay diversidad de actividades, de modo que puede considerarse que existe una cierta similitud, es decir, que son similares en cuanto a contenido, que es a lo que se refiere el art 12.6.c) del ET cuando requiere que el trabajo sea el mismo "o uno similar" y aclara, acto seguido, que "entendiendo por tal el desempeño de tareas correspondientes al mismo grupo profesional", que es lo que acontece en este caso, pues como se anticipaba, ambos trabajos se hallan incardinados en el Grupo 5 (Personal obrero) de entre los relacionados en el art 17 del convenio colectivo aplicable, por lo que, sin necesidad de otros argumentos, basta para concluir en el sentido inicialmente mencionado desestimatorio del recurso.
En igual sentido que la anterior, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, de 24 de marzo de 2011, señala:
El Acuerdo Marco Estatal del sector de limpieza de edificios y locales define al peón especializado y al limpiador de la forma siguiente:
...b) Peón especializado: .Es aquel trabajador/a, mayor de edad, que realiza funciones concretas y determinadas propias de las empresas de limpieza, que sin haber alcanzado la plenitud de conocimientos y facultades para ostentar la categoría de especialista exigen, sin embargo, cierta práctica y especialización, así como atención en trabajos que impliquen peligrosidad o riesgo
c) Limpiador o Limpiadora: Es el trabajador/a que ejecuta las tareas de fregado, desempolvado, barrido, pulido, manualmente con útiles tradicionales o con elementos electromecánicos o de fácil manejo, considerados como de uso doméstico, aunque éstos sean de mayor potencia, de suelos, techos, paredes, mobiliario, etc. de locales recintos y lugares, así como cristaleras, puertas, ventanas desde el interior de los mismos, o en escaparates, sin que se requieran para la realización de tales tareas más que la atención, debida y la voluntad de llevar a cabo aquello que se le ordene, con la aportación de un esfuerzo físico esencialmente.
Y es que, tal y como recuerda esta última sentencia del TSJ de Cataluña, el anterior Convenio Sectorial de Limpieza de Edificios y Locales, que fue publicado en agosto de 2005, y estuvo en vigor hasta el 8 de mayo de 2013 (fecha en la cual se publica el Convenio que actualmente se encuentra en vigor), ya distinguía en su Anexo, las funciones de las distintas categorías.

Somos abogados

Eduardo Castilla Baiget
Eduardo Castilla Baiget
Socio de Grupo LEXA. Colegiado en el Muy Ilustre Colegio de Abogados de Pamplona
Juncal Fernández
Juncal Fernández
Abogada laboralista
Noelia Vergara
Noelia Vergara
Abogada Laboralista
Nahir González
Nahir González
Abogada Laboralista

LexaGo Resuelve Consultas Laborales

Da respuesta a tus clientes de forma mucho más rápida y con jurisprudencia en cada caso.