2023-02-08 17:27:38

Una Empresa: Dos Comités.

Por motivo de unas subrogaciones que han tenido lugar este año, tenemos una única empresa con dos centros de trabajo. Uno de los centros tiene un comité de 5 miembros y en el otro centro 3 delegados. Además cada uno de los centros con un convenio distinto (a pesar de hacer la misma actividad).
Ahora toca elecciones en el centro que tiene el comité.
¿Se puede "obligar" a que haya elecciones conjuntas y un único comité?
¿Se puede "obligar" a que haya un único convenio (están caducados los dos)?

 18/11/2011 Usuario LEXA Online

Respuesta de abogado:

 21/11/2011 LEXA Abogados
Buenos días:

En caso de subrogación empresarial, la condición de representante de personal no es un derecho que se mantenga y, en general, decae el mandato del trabajador transferido desde la empresa en que fue elegido a otra distinta.

Sin embargo, depende del modo, condiciones y circunstancias en que se produzca la sucesión empresarial y el traspaso de los trabajadores, es decir:
  • cuando el cambio de titularidad de la empresa afecta a la totalidad de los trabajadores de cada centro que cuente con sus propios delegados o comités, la representatividad no varía.
  • cuando se produce sucesión de contratas y subrogación de una empresa que consta de comité propio en un centro de trabajo, que asimismo, tiene representación propia, decae esta segunda representación
En este último sentido, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco de 30 de julio de 1997, dispone:

“La cuestión se centra en decidir si los representantes de los trabajadores de la antigua empresa «Sormen» que habían constituido un Comité de Empresa en el lugar de trabajo del «Hospital de Txagorritxu» con 9 miembros deben seguir siendo miembros del Comité de Empresa cuando la demandada ha sido subrogada en la contratación de los trabajadores con los «derechos y obligaciones».
Los trabajadores permanecen en el lugar de trabajo y otra empresa a la que se presta sus servicios. No se trata de que el centro de trabajo permanece, pues la referencia que se hace en el artículo 63.1 del Estatuto de los Trabajadores al decir «empresa o centro de trabajo» se está refiriendo a la definición que se da en el art. 1.5 del mismo ET, es decir «centro de trabajo como unidad productiva con organización específica, que sea dada de alta como tal, ante la autoridad laboral», pero quien debe reunir cada uno de esos requisitos no es la empresa a la que presta servicios por otra, sino la empleadora del trabajador. Y en este caso, quien es empresa no es otra que «Eulen, SA»; no es empresa el Hospital, pues lo sería de sus propios trabajadores, no de los de la contrata de limpieza. Por ello, no puede haber Comité de Empresa en un centro de trabajo, sino de una empresa, como es el que se constituyó en «Eulen» y que lo forman 9 trabajadores; si así se decidiera estaríamos ante dos Comités en una misma empresa, cuestión que podría devenir, como en este caso, en la declaración de falta de litisconsorcio pasivo necesario, debiendo demandar al Comité de «Eulen» que estuvo constituido antes de la subrogación.
Ello no quiere decir que los trabajadores de «Eulen» en el lugar de trabajo del «Hospital de Txagorritxu» -decir de paso que pudieran cambiar de lugar de trabajo durante su relación laboral- queden sin representación y defensa sindicales, sino que el Comité de Empresa de «Eulen, SA» tiene esa misión estén donde estén trabajando y, en todo caso, pueden por los cauces a que se refiere el art. 67 la promoción de elecciones sindicales. Pero tanto por la decisión del propio Convenio de Limpieza como el pactado para los centros de Osakidetza, no pueden subrogarse las nuevas empresas de limpieza en órganos de representación de los que ni tuvo noticia ni los representados eran trabajadores de la empresa con aquella anterioridad y así se especifica en los preceptos citados de ambos Convenios.”

No obstante, se entiende que el art. 67. 3 ET aboga por el mantenimiento de las funciones representativas hasta la promoción y celebración de las nuevas elecciones sindicales a salvo de la revocación y que por tanto, en principio, la subrogación no tiene por qué alterar los mecanismos de representación si la empresa o centro de trabajo conservan su propia identidad, por lo que se mantiene la representatividad preexistente a la entrada del nuevo concesionario mientras la actividad laboral continúa.

Por otro lado, la decisión empresarial de unificar dos centros electorales en uno por haberse convertido en una unidad productiva con organización específica no lesiona el derecho de libertad sindical.

Por último, en cuanto a la unificación de convenios, será necesario el acuerdo de todas las partes. En cambio, si no se quiere negociar en ese momento, y en base al art. 44.4, el convenio de aplicación será el de la empresa anterior hasta su vencimiento. Cuando lo haga, cabe la posibilidad de establecer un convenio de empresas que afecte a todos, o que se le sea de aplicación otro. Por tanto, al centro subrogado se le aplica el convenio hasta la subrogación y, en todo caso, debe respetarse la libre voluntad de las partes.

Esperamos haber resuelto su consulta.

Reciba un cordial saludo.

Consultas relacionadas

cargando

    LexaGO

    Consultas laborales resueltas en menos de un minuto

    *El periodo de prueba es gratuito, sin compromiso y sin necesidad de tarjeta de crédito

    Somos abogados

    Eduardo Castilla Baiget
    Eduardo Castilla Baiget
    Socio de Grupo LEXA. Colegiado en el Muy Ilustre Colegio de Abogados de Pamplona
    Lucia Gesta Labiano
    Lucia Gesta Labiano
    Abogada laboralista
    Juncal Fernández
    Juncal Fernández
    Licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra
    Adrián Ventura
    Adrián Ventura
    Graduado en Derecho por la Universidad Pública de Navarra