2023-01-28 01:49:58

Reingreso A Colegio Privado Tras Excedencia Sin Vacantes Y Causas Objetivas

Buenos días,

Mi consulta es la siguiente:

Una chica trabajaba en un colegio privado y solicitó una excedencia voluntaria desde 15/9/2011 hasta 31/8/2012.

Ahora solicita el reingreso y la empresa responde indicando que no hay vacantes disponibles.

Su puesto de trabajo fue cubierto por el resto de compañeras y por una trabajadora a tiempo parcial temporal, a la que le ampliaron la jornada hasta 30/6/2012, finalizandole el contrato en dicha fecha.

Le han dicho en el departamento de personal del colegio, que han amortizado 3 puestos de trabajo de 3 profesores por causas objetivas.

Si ejercitamos la acción por reingreso, la empresa ¿puede oponer indicando que han habido amortizaciones y que por tanto ha disminuido la plantilla aunque no se trate de su puesto de trabajo de forma exactá?

O lo que es lo mismo, si su puesto de trabajo, se cubrió de forma temporal, y ahora no la sustituye nadie, ¿también cabría una oposición de la empresa aunque hubiesen amortizado otros puestos?

Gracias de antemano.

 10/07/2012 Usuario LEXA Online

Respuesta de despacho:

 11/07/2012 LEXA Abogados
Buenos días:

Si esa oposición es temporal, y viene justificada en dichas causas temporales (económicas, técnicas, productivas, etc) es correcta la actuación de la empresa, siempre que reconozca el derecho al reingreso del trabajador (ahora suspendido).

Esta misma negativa al reingreso por causas objetivas se recoge, entre otras, en sentencia del TSJ de Castilla y León, de 6 de marzo de 2006. En este caso, y ésto es fundamental, se reconoce el derecho al reingreso, pero se entiende que está suspendido:

"La doctrina unificada por la Sala Cuarta del Tribunal Supremo en sentencias como las de 4 de abril de 1991, 19 de octubre de 1994 (recurso 790/1994), 23 de enero de 1996 (recurso 2507/1995), ó 21 de diciembre de 2000 (recurso 856/2000 ) establece un criterio claro de diferenciación entre despido y negativa al reingreso en la excedencia, declarando que cuando el trabajador solicita el reingreso y la empresa no contesta su petición o la rechaza pretextando falta de vacantes o circunstancias análogas que no suponen el desconocimiento del vínculo existente entre las partes, el trabajador podrá ejercitar la acción de reingreso, mientras que cuando se produce una negativa rotunda e inequívoca que implica el rechazo de la existencia de la relación entre las partes, esta negativa no es ya únicamente un desconocimiento del derecho a la reincorporación, sino un rechazo de la existencia de algún vínculo entre las partes, y la acción que debe ser ejercitada frente a ella es la de despido. Esto es, ante la negativa empresarial a la petición de reingreso desde la situación de excedencia voluntaria quedan abiertas al trabajador dos vías, alternativas y no optativas, para impugnar tal decisión: el proceso de despido cuando dicha negativa, por las circunstancias en que se produce, manifiesta no el mero rechazo del derecho a la reincorporación, sino voluntad inequívoca, aunque se produzca tácitamente, de tener por extinguido el vínculo laboral hasta entonces en suspenso; y el proceso ordinario en aquellos otros supuestos en que la negativa denota simple desconocimiento del mencionado derecho, pero sin negar la persistencia de la relación de trabajo, aunque con voluntad de que se conserve en suspenso. La utilización en uno y otro caso de las mencionadas vías no queda al arbitrio del trabajador al que se niega su eventual derecho al reingreso; para que su pretensión alcance éxito, resulta obligado seguir la procedente, pues son distintas las reglas aplicables y las consecuencias que derivan de la diferente postura adoptada por la empresa al responder, expresa o tácitamente, a la petición efectuada por el excedente voluntario en orden a su reingreso.

En este caso la empresa no ha negado el derecho del trabajador a reincorporarse a su puesto de trabajo en el futuro, puesto que sólo ha manifestado que temporalmente no va a cubrir esa plaza, dejando por tanto vigente el derecho del trabajador a la reincorporación futura cuando se crease de nuevo la plaza, pero negando su posibilidad actual. En tales condiciones, como señala el Magistrado de instancia, el actor no debió ejercitar una demanda de despido, puesto que no hay tal, sino una demanda ordinaria de reclamación de derechos para reclamar el reconocimiento de su derecho a la reincorporación. Esto es, incluso si fuese cierto, como pretende el recurrente, que la plaza del actor existe y éste tiene un derecho actual a la reincorporación, ello habrá de discutirse en un litigio de reclamación de derechos, pero la discrepancia de la empresa sobre la existencia actual de la plaza no puede dar lugar a considerar que se haya producido un despido y a declarar al mismo improcedente. La cuestión relativa al derecho actual del actor a la reincorporación por existencia de vacante ha quedado imprejuzgada en este caso, como señala el Magistrado de instancia en su sentencia. Si se reclamase y obtuviese el derecho en el correspondiente pleito, la posterior negativa de la empresa a la efectiva reincorporación sí constituiría un despido. En tanto la empresa no niega la subsistencia del derecho a la reincorporación del trabajador y sólo niega la existencia actual de vacante, esto es, el cumplimiento de la condición que convierte en vigente la obligación de reincorporación, no ha existido extinción del contrato de trabajo, por lo que la pretensión del actor de que se declare que ha existido un despido y éste ha de ser declarado improcedente, con las consecuencias legales pertinentes, ha de ser desestimada. El fallo de la sentencia de instancia ha de ser confirmado por tanto".

De esta forma, si la empresa se opusiera por causas económicas u organizativas, reconociendo la existencia del derecho, pero considerando que mientras no haya vacante el mismo derecho se encuentra suspendido, la trabajadora no podrá demandar por despido. Por lo tanto, como ves, precisamente el argumento que señalas en tu consulta (siempre que reconozca el derecho al reingreso, si bien suspendido) será el argumento que precisamente la empresa debiera utilizar para alegar que no hay vacante actualmente.

Esperamos haber resuelto su consulta.

Reciba un cordial saludo.


Consultas relacionadas

    LexaGO

    Consultas laborales resueltas en menos de un minuto

    *El periodo de prueba es gratuito, sin compromiso y sin necesidad de tarjeta de crédito

    Somos abogados

    Joaquín Castiella Sánchez-Ostiz
    Joaquín Castiella Sánchez-Ostiz
    Socio director de Grupo LEXA. Colegiado en el Muy Ilustre Colegio de Abogados de Pamplona
    Esther Marcos Rodríguez
    Esther Marcos Rodríguez
    Abogada laboralista
    Lucia Gesta Labiano
    Lucia Gesta Labiano
    Abogada laboralista
    Leticia Medina Bello
    Leticia Medina Bello
    Licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra

    ¿ Tienes una duda laboral ?

    ¿ Necesitas la respuesta ¡YA! ?

    Te la resolvemos en un minuto

    Pide tu prueba gratuita