2023-02-09 13:07:24

Despido Objetivo Por Amortización Del Puesto

Buenos días,



somos una empresa dedicada a la prestación de servicios informaticos y cada trabajador está muy especializado en las herramientas técnicas que se manejan en cada puesto, de modo que no es posible la recolocación de un trabajador de un servicio en otro si no tiene experiencia previa en las herramientas de programación o administración que se usan en cada uno de esos proyectos.



Así, nos sucede a menudo que tenemos que rescindir contratos ante la imposibilidad de recolocar a los trabajadores aunque en la empresa se den vacantes para otros servicios ya que las tecnologías que se manejan en ellos son muy distintas. Sin embargo las categorías de nuestro convenio son genéricas y según sus descripciones cualquier empleado podría hacer el trabajo en cualquiera de los servicios, cosa que, como digo, en nuestro sector es totalmente imposible.



Queremos sustentar en esta dificultad un despido objetivo por amortización del puesto explicando que el servicio que prestaba esta persona requiere de experiencia en unas herramientas tecnológicas concretas que no son iguales a las que se precisan para hacer el resto de servicios que damos, por lo que el trabajador no tiene la cualificación técnica necesaria para estos otros siendo imposible darle continuidad en la empresa a pesar de existir vacantes. La posibilidad de formarle internamente tampoco es factible puesto que como explico se requiere experiencia real previa para poder ejecutar este tipo de trabajos.



Lo hemos intentado en algún caso anterior y la sentencia nos dice que habiendo vacantes en la misma categoría profesional no procede la amortización, sin atender en absoluto a la especialización técnica que os indico. Cómo podemos demostrar esto? Alguno tenéis referencia de casos parecidos? Cómo han planteado la causa objetiva para defenderlo?





Muchas gracias.

 24/02/2012 Usuario LEXA Online

Respuesta de abogado:

 27/02/2012 LEXA Abogados
Buenos días:

En primer lugar, y con anterioridad a la reciente reforma laboral, para el cambio de funciones se tenía en cuenta la categoría profesional y no el grupo profesional. Pero, con el Real Decreto-ley 3/2012 desaparece la categoría, sustituyéndose por GRUPO PROFESIONAL, más genérico.

De esta forma, se facilita la movilidad funcional dentro de la empresa, pues permite que el trabajador realice otras funciones, siempre y cuando esté dentro del mismo grupo profesional.

Esto también supone una mayor exigencia al empresario para que se realicen funciones distintas, dentro del mismo grupo profesional, pero pudiendo ser esas nuevas funciones propias de categorías diferentes.

Por su parte, el artículo 39 del ET queda configurado de la siguiente forma:

“1. La movilidad funcional en la empresa se efectuará de acuerdo a las titulaciones académicas o profesionales precisas para ejercer la prestación laboral y con respeto a la dignidad del trabajador.
2. La movilidad funcional para la realización de funciones, tanto superiores como inferiores, no correspondientes al grupo profesional sólo será posible si existen, además, razones técnicas u organizativas que la justifiquen y por el tiempo imprescindible para su atención. El empresario deberá comunicar su decisión y las razones de ésta a los representantes de los trabajadores. (…)”
3. (…) No cabrá invocar las causas de despido objetivo de ineptitud sobrevenida o de falta de adaptación en los supuestos de realización de funciones distintas de las habituales como consecuencia de la movilidad funcional.”

De dicho precepto se desprende que no es posible el cambio de puesto de trabajo de un trabajador, para después hacer un despido objetivo por ineptitud sobrevenida, alegando que el trabajador no sabe desempeñar las funciones de ese nuevo puesto. A nuestro juicio, esta solución es peor que la que os ha ocurrido.

Es decir, vemos más posibilidades de sacar adelante el despido directamente amortizando el puesto de trabajo por causas objetivas, y alegando asimismo que es imposible reubicar a dicho trabajador, que realizar la movilidad funcional y luego, mediante despido objetivo, alegar ineptitud sobrevenida. Este segundo supuesto está recogido literalmente en el Estatuto de los Trabajadores y conlleva la improcedencia automática del despido.

Por tanto, la solución deberá ser buscada solamente en que se termina su trabajo, pues desaparece su puesto, pero nunca cambiarlo.

Nos parece hábil la propuesta de un traslado en una situación así, ya que no tenéis muchas opciones si perdistéis el juicio anterior.

Esperamos haber resuelto su consulta.

Reciba un cordial saludo.

Consultas relacionadas

cargando

    LexaGO

    Consultas laborales resueltas en menos de un minuto

    *El periodo de prueba es gratuito, sin compromiso y sin necesidad de tarjeta de crédito

    Somos abogados

    Joaquín Castiella Sánchez-Ostiz
    Joaquín Castiella Sánchez-Ostiz
    Socio director de Grupo LEXA. Colegiado en el Muy Ilustre Colegio de Abogados de Pamplona
    Lucia Gesta Labiano
    Lucia Gesta Labiano
    Abogada laboralista
    Juncal Fernández
    Juncal Fernández
    Licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra
    Adrián Ventura
    Adrián Ventura
    Graduado en Derecho por la Universidad Pública de Navarra