2023-02-08 18:10:58

Accidente De Trabajo E Interrogatorio De Parte

Buenos días,

Tenemos dos cuestiones que plantear:

1- A una persona que ha sufrido un accidente laboral (in itinere con el coche). No grave (cervicales, pero de baja y en periodo de prueba), ¿se le puede despedir?

2- En el interrogatorio de parte en juicio ¿sólo pregunta el abogado de la parte que lo solicita o puede preguntar tb el abogado que le representa?


Muchas gracias

 02/02/2012 Usuario LEXA Online

Respuesta de abogado:

 03/02/2012 LEXA Abogados
Buenos días:

En primer lugar, es posible estipular un período de prueba durante el cual ambas partes pueden resolver el contrato sin necesidad de alegar justa causa, sin preaviso y sin indemnización alguna.

En todo caso, en supuestos de accidente de trabajo, o baja por incapacidad temporal, es siempre prudente tener acreditado una mínima causa de desistimiento, ya que la causa debe ser la no superación del período de prueba. Por ello, si el empresario no acredita mínimamente su motivo de no superación del período de prueba, y se acredita que la causa es la baja por incapacidad temporal, por accidente o enfermedad común, el despido es improcedente.

En este sentido, la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de País Vasco de 22 de enero de 2002 establece un supuesto idéntico:

La conducta del empleador es un ejercicio abusivo de la facultad de ese previsto en el art. 14 ET y que se debió al accidente de trabajo sufrido por el actor, por lo que entiende concurrentes los indicios suficientes para invertir la carga de la prueba, sin que la empresa haya articulado ninguna que justifique su decisión de cese del trabajador.
En efecto, no se duda de la amplísima facultad resolutoria que contiene el art. 14 ET para ambas partes, esto es, para trabajador y empresario, si bien el efecto es de un especial calibre respecto a la posibilidad de desistimiento libre del empleador, habida cuenta de la causalidad a que el régimen extintivo del contrato de trabajo se halla sometido. Pero incluso este desistimiento en el curso del período de prueba, que permite resolver el contrato sin preaviso ni indemnización, y que no precisa justificación, ni motivación, debe mantenerse dentro de ciertos límites, que exigen que la resolución por parte del empleador tenga cabida dentro del ámbito de libertad reconocido por el precepto legal. De ahí que la resolución del contrato o el desistimiento en período de prueba tenga ese límite de no estar motivado por razones discriminatorias o que vulneren derechos fundamentales, equiparándose el desistimiento así acontecido al despido nulo.
La enfermedad, en el sentido genérico que aquí se tiene en cuenta desde una perspectiva estrictamente funcional de incapacidad para el trabajo, que hace que el mantenimiento del contrato de trabajo del actor no se considere rentable por la empresa, no es un factor discriminatorio en el sentido estricto que este término tiene en el inciso final del artículo 14 de la Constitución Española, aunque pudiera serlo en otras circunstancias en las que resulte apreciable el elemento de segregación.
Ello supone que no cabe la declaración de nulidad pretendida, sino la de la improcedencia, ya que tampoco se ha producido un desistimiento estricto del empleador por no superación del período de prueba (repárese que no se hace ninguna referencia a ello en la carta remitida al demandante), sino por razón de su incapacidad para el trabajo, causada por un accidente laboral
.”

Con respecto a la segunda de las cuestiones, el interrogatorio de parte sólo puede ser solicitado por la otra parte. Pero, una vez que ésta lo solicita, le pregunta primero (es decir, pregunta el abogado de la parte contraria) y tiene después oportunidad de preguntar el abogado a su propio representado.

No obstante, si la otra parte no solicita el interrogatorio de la parte contrario, el abogado de esta parte contraria nunca podrá preguntar a su representado.

Sobre esta cuestión trata el Capítulo VI, Sección I de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Así, el artículo 301 dispone:

“1. Cada parte podrá solicitar del tribunal el interrogatorio de las demás sobre hechos y circunstancias de los que tengan noticia y que guarden relación con el objeto del juicio. Un colitigante podrá solicitar el interrogatorio de otro colitigante siempre y cuando exista en el proceso oposición o conflicto de intereses entre ambos.
2. Cuando la parte legitimada, actuante en el juicio, no sea el sujeto de la relación jurídica controvertida o el titular del derecho en cuya virtud se acciona, se podrá solicitar el interrogatorio de dicho sujeto o titular.”

Por su parte, el artículo 306 trata sobre las facultades del tribunal e intervención de abogados, así como del interrogatorio cruzado:

“1. Una vez respondidas las preguntas formuladas por el abogado de quien solicitó la prueba, los abogados de las demás partes y el de aquella que declarare podrán, por este orden, formular al declarante nuevas preguntas que reputen conducentes para determinar los hechos. El tribunal deberá repeler las preguntas que sean impertinentes o inútiles.
Con la finalidad de obtener aclaraciones y adiciones, también podrá el tribunal interrogar a la parte llamada a declarar.
2. Cuando no sea preceptiva la intervención de abogado, las partes, con la venia del tribunal, que cuidará de que no se atraviesen la palabra ni se interrumpan, podrán hacerse recíprocamente las preguntas y observaciones que sean convenientes para la determinación de los hechos relevantes en el proceso. El tribunal deberá repeler las intervenciones que sean impertinentes o inútiles, y podrá interrogar a la parte llamada a declarar.
3. El declarante y su abogado podrán impugnar en el acto las preguntas a que se refieren los anteriores apartados de este precepto. Podrán, asimismo, formular las observaciones previstas en el artículo 303. El tribunal resolverá lo que proceda antes de otorgar la palabra para responder.”

Esperamos haber resuelto su consulta.

Reciba un cordial saludo.

Consultas relacionadas

cargando

    LexaGO

    Consultas laborales resueltas en menos de un minuto

    *El periodo de prueba es gratuito, sin compromiso y sin necesidad de tarjeta de crédito

    Somos abogados

    Eduardo Castilla Baiget
    Eduardo Castilla Baiget
    Socio de Grupo LEXA. Colegiado en el Muy Ilustre Colegio de Abogados de Pamplona
    Lucia Gesta Labiano
    Lucia Gesta Labiano
    Abogada laboralista
    Juncal Fernández
    Juncal Fernández
    Licenciada en Derecho por la Universidad de Navarra
    Adrián Ventura
    Adrián Ventura
    Graduado en Derecho por la Universidad Pública de Navarra